TIPOS DE CINTAS DE CORRER

tipos de cintas de correr

Tipos de cintas de correr

Dependiendo de cada uno de los fabricantes, en la actualidad es posible encontrar diferentes tipos, formas y tamaños de cintas de correr en el mercado. Sin embargo, todas las cintas de correr se dividen básicamente en tres tipos básicos, cintas de correr manuales, cintas de correr plegables y cintas de correr motorizadas, cada una de las cuales con sus correspondientes características, ventajas y desventajas. Hay que decir al respecto que es el mercado el que determina los tipos de cintas que están disponibles e incluso hace un par de años, en el 2009 para ser exactos, todas las cintas de correr que existían en el mercado estaban dentro de estas tres categorías.

Por una parte, las cintas de correr manuales, como su nombre lo indica, tienen un funcionamiento en el que no se requiere el uso de la electricidad ni las baterías. Este tipo de cintas incorporaran rodillos y una correa, sin embargo no existe ningún cable o enchufe eléctrico que puede ser extendido desde el equipo hacia un tomacorriente o fuente de energía, por ejemplo. La persona que desee utilizar este tipo de cintas de correr manuales, únicamente necesitara subirse a la cinta y comenzara correr a un ritmo determinado por el mismo. Las compañías que venden este tipo de equipos suelen ofrecerlos a precios que van desde los 200 a 600 euros.

Estas cintas de correr manuales, tal como sucede con los otros tipos, también se pueden conseguir con pasamanos para facilitar su uso, así como para proporcionar mayor seguridad, además de que algunos de estos modelos tienen la capacidad de cambiar el nivel de inclinación de la cinta. No obstante, para poder realizar esto la cinta de correr no deberá estar en uso cuando la persona se disponga a cambiar el nivel de inclinación.

En el caso de las cintas de correr motorizadas, la diferencia principal con las cintas de correr manuales, es que en este caso si funcionan con electricidad. Este tipo de cinta incorpora un cable de alimentación, así como un enchufe eléctrico que se puede extender desde la maquina hasta la fuente de energía, además de que algunos modelos pueden incluir una batería. Para utilizar una cinta de correr motorizada el usuario no necesita de hacer uso de su propio esfuerzo para mover la banda, ya que los rodillos están configurados de tal manera que muevan la banda a su ritmo.

Además, las cintas de correr motorizadas están equipadas con diversos controles que permiten no únicamente controlar el ritmo de carrera o caminata, sino también definir el momento en que se desea concluir con la rutina de entrenamiento. Igualmente también pose la característica de cambiar el nivel de inclinación, con la diferencia radical de que en las cintas de correr motorizadas si se puede realizar este cambio mientras se está utilizando el equipo.

Finalmente, las cintas de correr plegables resultan ser para muchos, las más prácticas y cómodas de todas. Este tipo de cintas permiten que las personas las puedan guardar en lugares en los que sería imposible almacenar los dos anteriores tipos de cintas. Se pueden plegar haciéndose más pequeñas, lo que significa que pueden guardarse en lugares o espacios más pequeños como es el caso de los armarios o los cajones.

Sobre Cintas de Correr 

Comments are closed.